lunes, 8 de noviembre de 2010

13) ¿Cuáles son las características más sobresalientes del teatro shakesperiano y, por extensión, del teatro isabelino?

En aquel tiempo, se escribían tragedias academicistas de carácter neoclásico que se representaban en las universidades; sin embargo la mayoría de los poetas isabelinos tendían a ignorar el neoclasicismo o, en el mejor de los casos, lo usaban de forma selectiva. 
A diferencia del teatro continental (creado con el objetivo de ser presentado ante un público de elite), el teatro inglés se basó en formas populares, un teatro medieval vital, y en las exigencias del público en general.
Bajo la influencia del clima de cambio político y económico en la Inglaterra del momento, así como de una evolución de la lengua, dramaturgos como Thomas Kyd y Christopher Marlowe dieron lugar al nacimiento de un teatro dinámico, épico y sin cortapisas que culminó en el variado y complejo trabajo del más grande genio del teatro inglés, William Shakespeare.  
Las obras seguían una estructura clásica en cuanto se refiere a actos y escenas:
1-se empleaba el verso, aunque a menudo se intercalara la prosa. 
2-se recogían recursos escénicos de Séneca, Plauto y la commedia dell'arte.
3-se mezclaban tragedia, comedia y pastoral. 
4-se combinaban diversas tramas.
5-las obras extendían su acción a través de grandes márgenes de tiempo y espacio.
6-convivían personajes de la realeza con los de las clases bajas.
7-se incorporaba música, danza y espectáculo. 
8-se mostraba violencia, batallas y especialmente sangre. 
9-Los temas de la tragedia solían ser históricos más que míticos. 
10-la historia era utilizada para comentar cuestiones del momento contemporáneo. 
11-Las comedias eran frecuentemente pastorales, e incluían elementos como ninfas y magia.  
Dramaturgos ingleses posteriores a esta época, en especial Ben Jonson, observaron de forma más estricta los preceptos neoclásicos.  
El estilo de interpretación en los principios del teatro isabelino era exagerado y heroico como las obras mismas pero, ya en tiempos de Shakespeare, actores como Richard Burbage habían empezado a modificar su trabajo hacia un estilo más natural y menos contenido, tal y como se refleja en el famoso discurso a los intérpretes en la obra de Shakespeare, Hamlet.
  

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada